Cómo Injertar Árboles de Manera Correcta y Eficiente

El injerto es una técnica hortícola utilizada para unir partes de dos plantas diferentes de manera que crezcan como una sola planta. Es comúnmente empleada en la propagación de árboles frutales para combinar las mejores características del patrón y del injerto. Aquí tienes una guía detallada sobre cómo injertar árboles correctamente y de manera eficiente, incluyendo el método del injerto bajo la corteza.

  1. Elección del Momento Adecuado para Injertar:

El mejor momento para injertar es típicamente a finales de invierno o principios de primavera, antes de que la savia comience a fluir (inicio de brotación). Este timing permite que el injerto sane y crezca durante la temporada de crecimiento.

  1. Selección de Injerto y Patrón:

Injerto: Elige un injerto de un árbol sano y libre de enfermedades que tenga un año de edad. El injerto debe tener 2-3 yemas. Patrón: El patrón debe ser compatible con el injerto, saludable y estar bien establecido. El tamaño del patrón puede variar según el método de injerto utilizado.

  1. Técnicas Comunes de Injerto:

Injerto de Púa (Whip Grafting): Ideal para patrones e injertos de tamaño similar. Realiza cortes diagonales coincidentes tanto en el injerto como en el patrón y únelos de manera que las capas del cambium (capa verde bajo la corteza) se encuentren.

Injerto en Hendidura (Cleft Grafting): Perfecto para patrones más grandes. Haz un corte vertical en el patrón e inserta un injerto con un extremo en forma de cuña en la hendidura.

Injerto de Yema (Budding): Consiste en insertar una yema en un corte hecho en el patrón. Este método es común en verano cuando las yemas están maduras.

  1. Injerto Bajo la Corteza:

Ideal para patrones grandes y durante épocas en las que la corteza se separa fácilmente de la madera (en primavera).

Proceso: Realiza un corte en forma de T en la corteza del patrón. Con cuidado, pela los lados de la corteza y inserta el injerto (que debe tener unas pocas yemas y un pequeño trozo de madera adjunto). Asegura el injerto en su lugar, asegurándote de que esté en contacto con la capa del cambium del patrón.

  1. Cuidado Posterior al Injerto:

Sella el injerto con cera o cinta de injertar para evitar que se seque. Proporciona agua adecuada y evita fertilizar hasta que el injerto haya prendido completamente. Monitorea el injerto en busca de signos de crecimiento o fallo, ajustando el cuidado según sea necesario.

  1. Consejos para el Éxito:

Desinfecta todas las herramientas antes de injertar para evitar la propagación de enfermedades. Realiza cortes limpios y precisos para asegurar un buen contacto entre las capas del cambium. Etiqueta las plantas injertadas para referencia futura. La paciencia es clave. Algunos injertos pueden tardar en establecerse.

El injerto puede ser un proceso gratificante que permite a jardineros y fruticultores crear combinaciones únicas de árboles frutales o reparar árboles dañados. Cada método tiene sus propias ventajas, y comprenderlas puede ayudar a elegir la técnica más adecuada según tus necesidades específicas. Con práctica y cuidado, el injerto puede llevar al crecimiento exitoso y productivo en tu jardín o huerto.

Leave a Comment