8 Consejos de la Abuela para Deshacerse de las Babosas

Estrategias Sostenibles para Proteger tu Jardín de las Babosas

Las babosas, aunque no son las visitantes más bienvenidas en el mundo de los jardineros, pueden causar considerables daños en el jardín y la huerta. Es comprensible querer deshacerse de estos parásitos después de ver sus indeseados banquetes en hojas y brotes. Sin embargo, ¿cómo mantenerlas alejadas de las plantas sin recurrir a pesticidas o productos químicos poco ecológicos? Descubre métodos naturales y eficaces para mantener las babosas a raya, utilizando soluciones accesibles y respetuosas con el medio ambiente.

  1. ¡Recolección Manual! Deshazte de las babosas recolectándolas manualmente y liberándolas lejos de la huerta. Alternativamente, utiliza medios como mitades de pomelo, tablas de madera, pedazos de cartón o tejas. Coloca estos objetos directamente en el suelo o prueba una aproximación estética, posicionando una maceta de flores invertida con una abertura para que se refugien. Al día siguiente, simplemente voltea la maceta para recolectarlas.
  2. Atrae a las Babosas para Deshacerte de Ellas Prueba el famoso truco de la cerveza para distraerlas. Coloca un cuenco con cerveza cerca de las plantas que deseas proteger, recordando cambiar el recipiente cada dos o tres días. Sin embargo, este método puede atraer a todas las babosas del vecindario, incluyendo aquellas que no tenían intención de visitar tu jardín. Otras alternativas incluyen atraerlas con montones de hierbas frescas, rodajas de papa o salvado. Una vez atraídas, podrás recolectarlas para liberarlas en otro lugar.
  3. Polvos Útiles contra las Babosas Esparce café molido alrededor de las plantas jóvenes, ya que las babosas detestan la cafeína. Además de repelerlas, el café actúa como fertilizante para el jardín. Otra opción es espolvorear de 1 a 2 cucharadas de almidón de maíz en un frasco y colocarlo en los lugares donde las babosas están presentes. El almidón hará que sus estómagos se hinchen, eliminándolas. Aunque no es la solución más recomendada, puede ser necesaria en casos de gran invasión. Otra opción es rociar sal sobre ellas, pero esta es una medida extrema y no es saludable para el medio ambiente, debiendo ser usada solo como último recurso. Recuerda siempre que las babosas son más activas y perjudiciales por la noche. Adquirir el hábito de regar por la mañana contribuirá significativamente a evitar la humedad del suelo, haciéndolo menos atractivo para estas criaturas. Estas estrategias no solo protegen tus plantas, sino que también promueven prácticas ecológicas, eliminando la necesidad de productos químicos dañinos. Sigue estos consejos y disfruta de un jardín exuberante y saludable, libre de las preocupaciones causadas por las babosas.

Leave a Comment