Café usado: las plantas que adoran este fertilizante (y las que lo detestan).

En el jardín o en el huerto, el poso de café es conocido por hacer maravillas. Utilizado con moderación, enriquece el compost y actúa como un fertilizante natural rico en potasio, nitrógeno, magnesio y otros nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas. Además, se sabe que repele algunos insectos y parásitos perjudiciales, ¡especialmente babosas y caracoles! Sin embargo, no todas las plantas tienen las mismas necesidades, ya sean de interior, plantas verdes de exterior o cultivos en el huerto. Siguiendo esta lógica, es normal que no todas las plantas aprecien el poso de café. Aquí tienes una lista de plantas amigas y enemigas para reciclar este residuo alimentario con tranquilidad.

Qué plantas les gusta el poso de café?

  • Rosas: Una pizca mezclada con la tierra impulsa su crecimiento.
  • Hortensias: El poso de café refuerza su color azul y les ayuda a desarrollarse mejor.
  • Camelias: Les gusta el suelo ácido y rico en nitrógeno, elementos que el poso de café proporciona.
  • Arce japonés: Este arbusto es muy exigente en nutrientes (nitrógeno, magnesio, fósforo, potasio, etc.). El poso de café le conviene muy bien.
  • Fresas: Para obtener fresas dulces y jugosas, no te saltes el poso de café para fertilizar la tierra de las fresas. También les gusta a los frambuesos.
  • Magnolias
  • Rododendros: Mezcla un poco con la tierra para que prospere.
  • Azaleas: El poso de café bien seco les aporta nitrógeno y acidez, todo para su gusto.
  • Brezo, palmera y daphne
  • Zanahorias y rábanos, que ayuda a crecer.
  • Pothos: Cuando trasplantas tu pothos en una maceta más grande, agrega una cucharada de poso de café en la tierra.
  • Filodendro: Al trasplantarlo, agrega un poco de esta sustancia a la tierra para favorecer su crecimiento.
  • Enkianthus y leucothoe: Estas plantas de brezo adoran el poso de café.
  • Pieris katsura: Pon un poco de poso de café a sus pies, mezclado con tierra.
  • Skimmia japonés: Si no exageras con las cantidades, este fertilizante natural gratuito le hará mucho bien. Lo mismo para tu hermoso diosma (un arbusto también conocido como planta del pescador).
  • Lirio de los valles: Para desarrollar sus hermosas campanillas, se necesita un suelo ácido, de ahí el uso de una pequeña cantidad de poso de café.
  • Alocasia: Esta planta verde es muy aficionada al potasio contenido en el poso de café.

¿Y cuáles no lo toleran? Desafortunadamente, algunos vegetales y otras plantas de huerto no lo aprecian mucho. Además, las plantas jóvenes tampoco son fanáticas. El poso de café puede tener un efecto inhibidor en el crecimiento, especialmente en plantas con menos de seis meses. Se desaconseja generalmente su uso en estos casos. Algunas plantas y vegetales que no lo toleran incluyen:

  • Papas
  • Flores de petunia: El poso de café perjudica su crecimiento y floración.
  • Orquídeas
  • Ensaladas y, en general, vegetales de la familia de las solanáceas (como la berenjena) no aprecian este polvo marrón.
  • Cactus: No prosperan bien en suelos ricos en nitrógeno, por lo que se debe evitar el poso de café como fertilizante.

Aunque las opiniones varían entre jardineros, no todos están convencidos de su efecto en el crecimiento de los tomates. Algunos afirman que el poso de café evita que se desarrollen adecuadamente. Dada la falta de datos claros, te dejamos formar tu propia opinión y probar por ti mismo. Según nuestra experiencia, ha actuado como un excelente fertilizante para los tomates. Sin embargo, quizás también dependa del tipo de suelo. No dudes en compartir tu experiencia sobre el tema.